Las naves industriales son construcciones donde se realiza almacenaje, producción, manufactura y hasta distribución.

Estas edificaciones se encuentran en espacios amplios llamados parques industriales o zonas industriales.

Pueden estar construidas de acero, concreto prefabricado o por una mezcla de ambos materiales.

Tipos de naves industriales:

1. Naves con estructuras de acero
2. Naves de hormigón prefabricado
3. Naves de hormigón in situ
4. Naves mixtas

    Las características de la nave industrial deberán adecuarse a las necesidades especiales de la actividad que se vaya a desarrollar en su interior. Sin embargo independientemente de esto podemos clasificar los tipos de naves industriales en función de los materiales usados en su construcción.

    La construcción de una nave industrial es sencilla, pero, se debe seguir un proceso estricto, puesto que al utilizarse generalmente para maquinaria pesada y el almacenamiento, si no se hace alguno de los pasos básicos para su construcción puede disminuir significativamente la seguridad y la calidad estructural de las naves industriales.


    Beneficios:



    • Espacio: ofrecen mayor espacio para la realización de los procesos de producción. Además, sus amplios espacios permiten el uso de estanterías, racks y mobiliario que agilizan los procesos.


    • Productividad: gracias al espacio y a la correcta distribución del espacio, la productividad aumentará ya que todo se encuentra en el mismo espacio, pero de manera organizada.


    • Recursos económicos: con una nave industrial bien organizada se ahorrará el uso de recursos como almacenaje extra y mano de obra.


    • Adaptación: las naves industriales su pueden adaptar a toda industria.